Saltar al contenido
Ideas de Salud

Cáncer de estómago, síntomas, causas, diagnostico y prevención

cuales son los sintomas del cancer de estomago avanzado

El cáncer de estómago (adenocarcinoma gástrico) es causado por una masa celular en crecimiento no controlada que en la mayoría de los casos se origina en el revestimiento interno del órgano, la mucosa.

El cáncer gástrico afecta el estómago (el órgano que recoge los alimentos y ayuda a digerirlos). En la mayoría de los casos, proviene de células productoras de moco que cubren la superficie interna del órgano. En los países occidentales, la incidencia del cáncer de estómago está disminuyendo constantemente, pero sigue siendo una de las causas más frecuentes de muerte por cáncer.

El cáncer de estómago, especialmente en sus primeras etapas, suele ir acompañado de síntomas leves y matizados (además de los síntomas mencionados anteriormente, se recuerda la dificultad de comer grandes cantidades de alimentos, especialmente carne, y la pérdida del deseo de fumar). Los síntomas, generalmente de naturaleza digestiva, son comunes a varias enfermedades gástricas, pero no es raro experimentar malestar general sin experimentar problemas digestivos particulares.

¿Cuales son los síntomas del cáncer de estómago y señales más comunes?

Los síntomas como la acidez estomacal en el estómago que no se resuelven con medicamentos a base de ácido estomacal, la presencia de sangre en los vómitos o en las heces (que se vuelven alquitranadas) deben ser evaluados con urgencia por un especialista.

cuales son los sintomas del cancer de estomago

  • Anemia siderúrgica
  • Anorexia
  • Ascitis
  • Astenia
  • Boca Amarga
  • Quemadores de estómago
  • Mala digestión
  • Disfagia
  • Dolor de boca estomacal
  • Dolor en la parte superior del abdomen
  • Hematemesis
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Eosinofilia
  • Epigastralgia
  • Eficiencia
  • Heces picee
  • Hiponutrición
  • Delgadez
  • Masa abdominal
  • Melena
  • Náusea
  • Palidez
  • Pérdida de peso
  • Perforación gastrointestinal
  • Estómago pesado
  • Proteinuria
  • Sangre en las heces
  • Síndrome nefrótico
  • Estómago inflamado
  • Trombocitosis
  • Vómitos

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas del cáncer gástrico son inicialmente muy inespecíficos y pueden confundirse con los de la gastritis o úlcera gástrica. Los síntomas principales son dispepsia, dolor o acidez estomacal, dificultad para digerir, sensación de llenura o hinchazón después de una comida pequeña, náuseas o vómitos (incluyendo sangre), sangre en las heces, dificultad para tragar y pérdida de peso significativa. Si estos últimos síntomas estuvieran presentes, la patología podría haber progresado y afectado a los órganos diana.

Por esta razón, si el tratamiento de la gastritis o úlceras no tiene un efecto positivo, se debe realizar una prueba de gastritis para evaluar directamente el estado de la mucosa interna del órgano.

Además, dado que el papel del Helicobacter pylori en la génesis tumoral es bien conocido, es útil investigar la presencia de este microorganismo mediante pruebas simples y mínimamente invasivas como la prueba respiratoria y su investigación en heces, y erradicarlo mediante la combinación de diferentes antibióticos.

¿Qué es el cáncer de estómago ?

El estómago es un órgano del sistema digestivo que lleva a cabo la segunda fase de la digestión, la que sigue a la masticación.

En el estómago, los alimentos se procesan antes de llegar al intestino, donde se absorben los nutrientes y se eliminan los desechos. Es un órgano de contención, con la apariencia de una bolsa alargada, cuya forma y tamaño varían según la constitución del cuerpo y los hábitos alimenticios.

Articulo recomendado:   Síntomas del cáncer de mama: nódulos y otros cambios - ¿Cuales son y como identificarlos a tiempo?

El cáncer de estómago (adenocarcinoma gástrico) es causado por un crecimiento incontrolado de la masa celular, causado en el 90% de los casos por la mucosa interna del órgano.

¿Cuál es la extensión de la enfermedad?

El cáncer de estómago es uno de los cánceres más comunes en el mundo, con cerca de 22,220 casos nuevos diagnosticados cada año sólo en los Estados Unidos. Las tasas generales de incidencia por país están disponibles en la base de datos GLOBOCAN de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es más común en Asia Oriental y Europa Oriental y es dos veces más común entre los hombres que entre las mujeres.

En Italia, se estima que cada año se diagnostican 7.500 cánceres de estómago en hombres y 5.300 en mujeres, cifras que también están disminuyendo para mejorar el diagnóstico de ciertos factores de riesgo como la infección por Helicobacter pylori y para reconocer los factores de riesgo dietéticos y ambientales, incluido el consumo de tabaco.

La incidencia es mayor en las clases sociales bajas, aunque disminuye (alrededor del 5% cada cinco años).

Tipos de cáncer de estómago

El adenocarcinoma gástrico se origina en las células de la mucosa gástrica y puede diferenciarse anatómicamente en proximal (más cerca del esófago) o distal (más cerca del píloro o duodeno). El tipo más común de cáncer se encuentra en la región de Anthro (alrededor del 50 por ciento de todos los tipos de cáncer de estómago).

Dependiendo de la etapa de la enfermedad, se divide en etapas tempranas o avanzadas. En cuanto a sus características histológicas, puede clasificarse en intestino o difusa.

El cáncer gástrico temprano se cura antes, con una tasa de supervivencia a cinco años de 90 por ciento. Esta neoplasia tiene un diámetro no superior a 2 cm, no forma úlceras, está libre de vasos sanguíneos y ganglios linfáticos y tiene un aspecto bien diferenciado bajo el microscopio.

El tumor intestinal del estómago es el más común, afectando principalmente al sexo masculino, y está asociado con la transformación del epitelio gástrico en epitelio intestinal (metaplasia intestinal). Estos tumores suelen presentarse como formaciones polipoides o como infiltración difusa de la pared intestinal.

El cáncer gástrico difuso tiene una incidencia ligeramente inferior y afecta tanto a hombres como a mujeres de 45 años de edad media. Se origina en la mucosa gástrica normal (sin metaplasia) y penetra profundamente en las capas de tejido de las paredes del estómago que se expanden lateralmente, provocando úlceras. La característica histológica más importante de este tumor es la presencia de células con una cierta morfología, similar a un anillo con una piedra preciosa incrustada: por este aspecto, estas células se denominan «anillo con bisel».

Articulo recomendado:   ¿Cuales son los síntomas del cáncer de ovario avanzado? tratamientos e información

El cáncer gástrico puede propagarse de varias maneras: directamente al esófago y al peritoneo, linfáticamente a los ganglios linfáticos y a la sangre, causando metástasis en el hígado, hueso, pulmones u ovarios.

Como muchos otros tipos de tumores, el cáncer gástrico se clasifica según el sistema TNM, donde el parámetro T describe el tamaño del tumor primario (el primero que se produce si hay más de uno); el parámetro N tiene en cuenta la posible afectación de los ganglios linfáticos; finalmente, el parámetro M se refiere a la presencia o ausencia de metástasis.

¿Como se puede prevenir el cáncer de estómago?

No hay una sola causa para el cáncer de estómago, así que es difícil prevenirlo.

Una dieta mediterránea con muchas frutas y verduras y poca carne asada o ahumada parece tener un efecto protector. El abandono del cigarrillo también puede ayudar. Además, dado que existe una relación entre la infección por Helicobacter pylori y el cáncer de estómago, puede ser útil, en caso de síntomas y presencia comprobada de la bacteria, proceder a una simple terapia antibiótica para eliminarla.

En Italia no existe ningún programa de cribado para la población en general, es decir, no se recomienda realizar una gastroscopia a las personas que no presentan síntomas y que no pertenecen a las categorías de alto riesgo (para intervenciones gástricas previas o para la familiaridad).

¿Como hacer un diagnóstico de cáncer de estómago?

El diagnóstico de cáncer de estómago se realiza por gastroscopia. Este examen permite, mediante un instrumento equipado con una cámara, identificar exactamente el sitio del tumor y tomar uno o más fragmentos para el diagnóstico histológico.

Una vez identificada la presencia del tumor, es aconsejable someter al paciente a las llamadas pruebas diagnósticas de estadificación:

  • TC abdominal y torácica con medio de contraste para evaluar la presencia o ausencia de metástasis.
  • Ecoendoscopia (ecografía realizada desde el interior del lumen del estómago con un instrumento similar a un gastroscopio) para evaluar la infiltración local del tumor
  • TEP con 18 FDG para evaluar la presencia de otros sitios de la enfermedad (como ganglios linfáticos distantes).

¿Cómo cuidarnos si padecemos de cáncer de estómago?

La evaluación de los posibles tratamientos para el cáncer de estómago siempre debe ser realizada por un equipo multidisciplinario de cirujanos y oncólogos.

Las posibilidades de recuperación (pronóstico) y la elección del tratamiento dependen del estadio de desarrollo del tumor (es decir, si se localiza en el estómago solo o se extiende a otras zonas) y del estado general del paciente.

El cáncer gástrico temprano se puede extirpar por endoscopia mediante un procedimiento llamado disección submucosa, que, si se realiza de manera radical, no requiere tratamiento adicional.

En las primeras etapas de la enfermedad, la cirugía es el tratamiento de primera elección y el procedimiento consiste en extirpar todo o parte del estómago.

La gastrectomía parcial sólo elimina la parte del estómago que contiene el tumor y las partes de otros tejidos y órganos cercanos al sitio del tumor. Generalmente está indicado en neoplasias distales (p. ej. píloro). También se extirpan los ganglios linfáticos locorregionales y distantes y, si es necesario, el bazo (ubicado en la parte superior del abdomen en el hipocondrio izquierdo, es el órgano que filtra la sangre y elimina las células viejas).

Articulo recomendado:   Síntomas del cáncer de mama: nódulos y otros cambios - ¿Cuales son y como identificarlos a tiempo?

La gastrectomía total elimina todo el estómago, una pequeña parte del esófago, los ganglios linfáticos cercanos y distantes. El paciente todavía puede comer porque la operación implica conectar, a través de una costura llamada anastomosis, el esófago o el estómago residual con el intestino delgado.

Si sólo se extirpa una parte del estómago, el paciente debe poder comer normalmente, sin alterar sustancialmente su calidad de vida. Si el estómago está completamente extirpado, pueden ser necesarias comidas pequeñas y frecuentes, así como una dieta caracterizada por alimentos bajos en azúcar y altos en grasas y proteínas.

La quimioterapia, que puede ser neoadyuvante (antes de la cirugía) o adyuvante (después de la cirugía), implica la administración de fármacos que matan selectivamente las células cancerosas. Puede implicar tomar tabletas o administrar el medicamento por vía intravenosa. Se llama tratamiento sistémico porque el medicamento circula, se disemina por todo el cuerpo y puede matar las células cancerosas incluso fuera del estómago.

El objetivo de la investigación es mejorar la supervivencia de los pacientes con cáncer de estómago. Si el cáncer se limita a la submucosa del estómago y no hay metástasis, la tasa de supervivencia a 5 años es del 90%. En el caso del cáncer gástrico avanzado, la supervivencia a los 5 años cae a alrededor del 25%.

¿Quiénes está en riesgo de padecer esta dolencia maligna?

El cáncer de estómago es una enfermedad multifactorial y no es posible identificar una causa única.

Entre los factores de riesgo, la nutrición desempeña un papel importante. Una dieta rica en almidones, grasas y alimentos almacenados en aceite, sal o humo (que contienen nitritos y nitratos, precursores de sustancias cancerígenas como las nitrosaminas) puede favorecer la aparición, así como el consumo excesivo de alcohol, que puede contribuir a la transformación del tejido gástrico en cáncer, pero no hay pruebas científicas de que estos factores de riesgo alimentario estén directamente relacionados con la enfermedad.

Helicobacter pylori, una bacteria que consigue sobrevivir en el estómago, a pesar del pH muy ácido de este ambiente, juega un papel establecido en la génesis de esta enfermedad tumoral.

Fumar se asocia con un riesgo 40 por ciento mayor de cáncer de estómago y a menudo se asocia con neoplasias de las partes superiores, como enfermedades cardíacas y esófago distal.

También se ha documentado que existe una predisposición familiar que contribuye a la génesis de la enfermedad: las alteraciones en ciertos genes (entre ellos el p53 y el APC) provocan la aparición de tumores en diversos órganos, incluido el estómago (en estos casos, nos referimos al síndrome de Lynch tipo II).

Otros factores a recordar, clasificados como predisponentes, son el SIDA, la úlcera péptica, la diabetes mellitus y la presencia de metaplasia intestinal.

Por último, cabe mencionar otras posibles causas, aunque más raras:

  • Poliposis gástrica, es decir, la formación de pequeños crecimientos benignos que, si no se eliminan, pueden degenerar y volverse malignos con el tiempo;
  • Gastritis atrófica crónica;
  • Anemia perniciosa.